Square Enix se reservaba una sorpresa para el final de su conferencia en el E3 2021, un anuncio de un título que ya se había filtrado, pero que todavía no había sido anunciado de manera oficial. Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin es una reimaginación libre del primer videojuego de la serie, un producto que se vale de algunos elementos de su iconografía y mitología para vertebrar una historia nueva, construida sobre una jugabilidad de acción al estilo Souls. Más de tres décadas después de que Hironobu Sakaguchi creara el primer capítulo, Final Fantasy ha contado con numerosos juegos principales, pero también con varios spin-off que repasamos en este mismo artículo.

El mencionado Stranger of Paradise, diseñado por el Team Ninja y previsto para 2022, es solo uno de los tantos spin-off que se han esbozado hasta la fecha. El éxito de Final Fantasy VII Remake y de este capítulo en particular ha motivado que el equipo liderado por Tetsuya Nomura diera luz verde a Final Fantasy VII: The First Soldier, destinado a dispositivos móviles iOS y Android. En una época en la que el género del battle royale triunfa con obras como Fortnite, PUBG, Call of Duty: Warzone o Free Fire, los japoneses querían probar suerte con su videojuego free-to-play, que todavía no tiene fecha de lanzamiento, aunque parte de la comunidad ya ha podido probarlo gracias a la beta cerrada.

De spin-off a saga independiente: el caso de Mana

En el año del trigésimo aniversario de la serie Mana, cabe recordar la relación de parentesco que en su día mantuvo con Final Fantasy. Corría el año 1991 cuando Squaresoft publicó Final Fantasy Adventure en la Game Boy original. Se trata de un juego que fue bautizado con distintos títulos en los diferentes mercados. Así las cosas, fue conocido por los nombres de Seiken Densetsu: Final Fantasy Gaiden en Japón y Mystic Quest en Europa.

A diferencia de la saga principal, Final Fantasy Adventure no implementaba un sistema de combate por turnos, sino que se decantaba por un estilo de juego al estilo Zelda, con luchas en tiempo real. También ofrecía mazmorras, puzles y otros elementos similares al título de Nintendo en NES. No nació como una nueva serie, sino como una ramificación más de Final Fantasy, de modo que en este primer título todavía se pueden encontrar elementos comunes que nos recuerdan a la saga madre. A lo largo de la aventura, los jugadores se encuentran con chocobos y moguris, dos tipos de criaturas muy ligadas a Final Fantasy.

Puede que este título dirigido y concebido por Koichi Ishii se planificara como spin-off. No en vano, Yoshinori Kitase, una figura clave en Final Fantasy, intervino en la escritura del guion. Nobuo Uematsu, por su parte, aparece acreditado como el compositor del tema de los chocobo. Y sin embargo, su independencia de Final Fantasy no tardó mucho en llegar. Seiken Densetsu 2 o Secret of Mana en Occidente salió a la venta en 1993 para SNES. La mención a Final Fantasy desapareció del título en todos sus territorios, al igual que los chocobos y otros ingredientes de la saga estrella de la antigua Squaresoft. Así surgió Mana, una saga que fue capaz de ofrecer algo lo suficientemente fresco como para poder labrarse un camino al éxito por su cuenta. Y ya han pasado 30 años.

Spin-off Final Fantasy

Más allá de la saga principal: otros juegos de Final Fantasy

Una saga tan longeva como Final Fantasy invita a que los desarrolladores experimenten con mecánicas e historias que no encajan con los títulos numerados. No todos han cumplido las expectativas, pero sí existen ciertos videojuegos que lograron conquistar a los jugadores. No nos marcamos como objetivo realizar un repaso profundo de todos los spin-off de Final Fantasy lanzados hasta la fecha, pero sí nombraremos y esbozaremos algunos de estos productos.

Más allá del rol clásico, Squaresoft ha probado suerte con géneros diversos. La estrategia por turnos tuvo su gran representante en aquel Final Fantasy Tactics, un videojuego que terminó convirtiéndose en subsaga y que trasmutó a la primera PlayStation toda la esencia de la obra de Sakaguchi, pero con una arquitectura jugable diferente. Nombres como el del propio Sakaguchi o el de Yasumi Matsuno aparecen en los créditos. De hecho, este último ejerció de director, por lo que no sorprende que Ivalice sea el mundo en el que se desarrolla la aventura. Desde que apareció por primera vez, el creativo japonés lo ha rescatado para otros títulos, entre los que se encuentran el fantástico Vagrant Story, Final Fantasy XII y el resto de productos bajo el sello Tactics.

Spin-off Final Fantasy

La relación entre Nintendo y Squaresoft se deterioró cuando los de Kioto se decantaron por el formato cartucho para la sucesora de SNES, Nintendo 64. Mientras tanto, SEGA seleccionó el formato óptico en Saturn, pero fue un nuevo actor, Sony y su PlayStation, la que se llevó el gato al agua. Su plataforma fue un éxito y la compañía de Final Fantasy la eligió para publicar la séptima, octava y novena entrega de la saga principal, así como otros títulos de la saga. Chocobo Racing es quizá uno de los videojuegos más curiosos, una obra que se centra exclusivamente en las carreras de chocobos, como si de una especie de Mario Kart se tratara. Ehrgeiz: God Bless The Ring no se puede catalogar como un Final Fantasy, pero este título de lucha desarrollado por DreamFactory y lanzado en PlayStation y máquinas arcade incluye a personajes como Cloud, Tifa, Django, Sephiroth, Yuffie, Vincent o Zack.

Concluyó la generación de PlayStation, Nintendo 64 y Saturn para dar paso a PlayStation 2, Xbox y GameCube. Nada cambió en lo que respecta a los títulos principales, que no se desligaron de Sony. Con todo, Square Enix y Nintendo retomaron relaciones, algo que se tradujo en el desarrollo de un spin-off completamente nuevo, Final Fantasy: Crystal Chronicles (relanzado recientemente en los sistemas actuales). Con un enfoque marcadamente multijugador, esta propuesta estaba pensada para que los jugadores controlaran a sus respectivos personajes utilizando la conectividad por cable entre GameCube y Game Boy Advance —una opción poco económica porque requería comprar el cable y que los otros jugadores tuvieran su propia portátil—. A partir de este juego se planteó toda una subsaga, que tuvo entregas en Nintendo DS y Wii, mención especial a Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers, última entrega hasta la fecha.

Spin-off Final Fantasy

Con permiso de los moguris, no hay criatura en Final Fantasy más icónica que los chocobos, los adorables pollos voladores presentes en los mundos mágicos de toda la franquicia. Chobobo Racing es solo uno de los títulos protagonizado por ellos, puesto que existe toda una serie de videojuegos dedicados a estas simpáticas bestias: Chocobo Mysterious Dungeon, Chocobo Mysterious Dungeon 2, Final Fantasy Fables: Chocobo Tales y Final Fantasy Fables: Chocobo Dungeons.

De entre todos los spin-off, Dissidia: Final Fantasy es un proyecto peculiar. Se gestó como una de las exclusivas más interesantes de PSP, la primera portátil de Sony. Reúne a héroes y villanos de las distintas entregas, que se enfrentan en una batalla feroz entre las fuerzas de la luz y la oscuridad, temas recurrentes en Final Fantasy. Este videojuego de acción ha contado con otras entregas, la más reciente en sistemas de sobremesa, Dissidia Final Fantasy NT.

Spin-off Final Fantasy

Fabula Nova Crystallis fue un ambicioso proyecto mediante el cual Square Enix quiso crear una mitología compartida entre varios juegos. Final Fantasy XIII, Final Fantasy Versus XIII y Final Fantasy Agito XIII formaban parte de esa familia de títulos, pero el plan no salió como esperaban. Fueron años turbulentos en Square Enix, con desarrollos que se alargaban demasiado en el tiempo y con problemas diversos que afectaron a sus planes. Agito XIII salió en PSP reconvertido como Final Fantasy Type-0, mientras que el nombre Agito se recuperó para un juego de móviles. Versus XIII, proyecto personal de Tetsuya Nomura, se canceló, pero el desarrollo se reinició de la mano de Hajime Tabata (director de Type 0), que lo presentó como Final Fantasy XV.

Una saga tan veterana como Final Fantasy goza de esta sus propios homenajes internos. Uno de ellos es sin duda World of Final Fantasy, lanzado originalmente en PS Vita y PS4 (luego en Switch, Xbox One y PC). A pesar de que los dos personajes protagonistas son inéditos, los hermanos Lann y Reynn, durante la aventura aparecen multitud de héroes de los juegos principales. Destaca el estilo visual desenfadado, con personajes cabezones, algo que evoca a títulos clásicos como Final Fantasy VII y IX, sobre todo teniendo en cuenta que en la actualidad suelen optar por modelados mucho más realistas.

Spin-off Final Fantasy

Spin-offs de capítulos concretos de la saga: la compilación de Final Fantasy VII

A lo largo de los años, Squaresoft (luego Square Enix) ha regresado a proyectos anteriores como Final Fantasy IV, que recibió una secuela episódica, The After Hours. Final Fantasy X-2 también fue calificado como spin-off en su día, al igual que Final Fantasy XII: Reventant Wings o Lightning Returns: Final Fantasy XIII. Sea como fuere, el ejemplo más significativo seguramente sea el de Final Fantasy VII, el título de más renombre dentro de la saga. Los japoneses quisieron tejer un producto transmedia, que se desarrollara en distintas plataformas y medios, incluidos el cine y la literatura.

Dejando de lado Final Fantasy VII: Advent Children (película) y las novelas, la empresa nipona comercializó un buen número de videojuegos basados en el universo del séptimo capítulo. En una época en la que el mercado de los juegos para móviles era incipiente, Square Enix lanzó Before Crisis: Final Fantasy VII, un producto que no pudo llegar a todos los fans porque la situación en aquella época era muy distinta en el mercado de los móviles de los diversos territorios. Así las cosas, los juegos estrella fueron Crisis Core: Final Fantasy VII y Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII. El primero de ellos, dirigido por Tabata, se perfiló como una precuela argumental para PSP protagonizada por Zack. Su sistema de batalla era muy dinámico, aunque la suerte jugaba un papel muy importante. El segundo de ellos, lanzado en exclusiva para PS2, era un hack and slash en el que podíamos controlar a Vincent.

Spin-off Final Fantasy

Todo esa compilación, que marca los antecedentes y los hechos que ocurrieron después de la séptima entrega, será reinterpretado con el proyecto de Final Fantasy VII Remake. No sabemos qué elementos se rescatarán, pero todo parece indicar que habrá cambios cuanto menos notorios en la continuidad de la historia.

Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin es uno de los muchos spin-off que ha dado la saga, algunos de los cuales no han sido nombrados en este artículo, como Theatrhythm Final Fantasy, Final Fantasy Dimensions o Final Fantasy Brave Exvius. Por otro lado, Final Fantasy XVI y Final Fantasy VII Remake Parte 2 son los dos títulos principales que están en desarrollo en la actualidad, pero a bien seguro disfrutaremos de nuevos spin-off en el futuro. En definitiva, más historias, más fantasía y más Final Fantasy.

Fuente: As Meristation