El culebrón del año 2022 promete con ser también el de 2023, y es que todo apunta a que los trámites para que se complete la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft están lejos de terminar. Sony ha publicado un nuevo documento con sus alegaciones en contra del movimiento con algunas sentencias especialmente llamativas, entre las que los nipones acusan a los de Redmond de «querer convertirles en Nintendo» quitándoles Call of Duty.

Las declaraciones de Sony, rotundas

El documento, que podéis leer al completo en el enlace que cierra este artículo, contiene sentencias que no tienen ningún desperdicio. Según la compañía japonesa, este movimiento supondría «una amenaza para la industria», ya que con Call of Duty de por medio, hablamos de una franquicia «irremplazable en las plataformas de juego». El control de Microsoft sobre la misma la pondría en un lugar «de control absoluto que supondría un punto de inflexión».

En relación con esto, Sony alega que Microsoft «tendría la habilidad de incentivar, excluir o restringir a rivales, incluyendo a PlayStation y PlayStation Plus, de tener acceso a Call of Duty». Hacen además énfasis en un patrón en los últimos tiempos en los norteamericanos de «comprar estudios y hacer exclusivos los sucesivos videojuegos de los mismos».

Modern Warfare 2

Pero obviamente, hay que destacar la mención a Nintendo. «Microsoft declara que el modelo de Nintendo demuestra que PlayStation no necesita a Call of Duty para competir de manera efectiva», comienzan diciendo, para después dejar clara su postura. «Pero esto revela la verdadera estrategia de Microsoft, que quiere que Sony sea como Nintendo, lo que la convertiría en un competidor menos cercano y efectivo para Xbox».

«Tras la transacción, Xbox se convertiría en la única parada para todos las franquicias de shooters más vendidas en consola: Call of Duty, Halo, Gears of War, Doom y Overwatch), y como se explica, quedarían libres de presión competitiva», sentencian.

Como vemos y cabía esperar, Call of Duty es el principal caballo de batalla en esta trifulca que parece lejos de tener un final.

Fuente: Sony

Fuente: As Meristation