Netflix ya nos ha presentado N-Ko, su propia embajadora virtual de anime con la que quiere acercarse a la comunidad online… ¿Es este el futuro de los presentadores? Todo apunta a que hay muchas posibilidades de ello.

Las plataformas virtuales siguen investigando nuevas maneras de interactuar con un público cada vez más grande. Como es normal, cuanto más alcance se tiene, menos personal parecen ser las interacciones con los espectadores, aunque las redes sociales y ciertas estrategias de marketing han conseguido aupar a muchas marcas al convertirlas en «meme» y referencia nacional (y si no que se lo digan a Desatranques Jaén, que ya han pasado a ser todo un icono de internet). 

Para buscar esta cercanía con sus espectadores, parece que Netflix ha decidido apostar por N-Ko Mei Kurono, su propia youtuber y embajadora virtual de anime. Esta VTuber ya lleva algo más de un mes «creando» contenido en su propio canal de Youtube, donde habla de las series de anime de Netflix y hace recomendaciones a los subscriptores. Además de eso, N-Ko también promete crear canciones e incluso colaboraciones con otros V-Tubers más veteranos.

En su video de introducción, N-Ko dice que «le encantaría hacerse amiga de los espectadores que vean su programa» y les pide que usen los hashtags y dejen comentarios en sus videos para poder interactuar con ellos, buscando crear una relación con su público. 

N-Ko se presenta de una forma muy agradable, con un avatar de una oveja antropomórfica muy cuqui, con un estilo anime amigable y atractivo para su público potencial. Desde luego, esta VTuber se plantea como una alternativa mucho más directa que una simple newsletter o una cuenta en una red social, ya que le ponemos cara a la persona que nos hace las recomendaciones. Pero, después de este rollazo… ¿Qué es eso de los VTubers? 

Aunque en Occidente todavía nos llega el tema un poco de nuevas, los VTubers (Virtual YouTubers), en Japón llevan ya varios años funcionando. Estos YouTubers son creadores de contenido que en lugar de aparecer en sus videos con su cara real, se muestran a través de un avatar generado por ordenador, muchas veces de estilo anime.  Kizuna AI, la primera creadora en usar el término «youtuber virtual», consiguió crear un cierto sentimiento de cercanía con su público, ya que reaccionaba a sus espectadores y contestaba a menudo a sus preguntas. Kizuna llegó a ser tan popular que incluso la Organización Nacional de Turismo de Japón le otorgó el título de embajadora cultural.

La gran mayoría de estos creadores son japoneses, especializados en anime y cultura del país. Se les puede ver tanto a través de YouTube como de diferentes plataformas de streaming y una parte importante de su popularidad se basa en el personaje que vemos en la pantalla, ya que a muchos espectadores les resulta mucho más fácil conectar con un avatar animado. Para los creadores de contenido este avatar también supone una cierta liberación, al no tener que mostrar su cara y poder proteger su privacidad en internet.


Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Desde mediados de la década pasada, ha habido toda una explosión de VTubers, con más de 10000 creadores de este estilo a finales de 2020. Aunque Netflix se haya subido ahora al carrito, en Japón ya hay varias marcas que utilizan VTubers para promocionar sus productos y buscar este acercamiento con el público, y Crunchyroll tiene su propia youtuber virtual para promocionar la empresa. Eso sí, su llegada a un público mayoritario occidental parece haber hecho saltar las alarmas y que más de uno se pregunte si este es el futuro de los presentadores en el campo del entretenimiento.

Por una parte, como os decíamos más arriba, los VTubers también permiten a los creadores proteger su privacidad. Viendo cómo está el patio en cuanto a acoso, flames, cancelaciones y demás cosas que pasan en redes con ciertas personalidades, no es de extrañar que hay quien quiera ahorrarse la fama en el día a día y compartir su contenido a través de un avatar. Esto tiene otro componente si tenemos en cuenta el fenómeno idol en Japón y la cosificación hacia personajes femeninos y las idols, con lo que es un añadido para que muchas creadoras no quieran exponerse a internet y cierta situaciones. 

Repasamos cuáles son las mejores plataformas para ver animes online que hay hoy día para disfrutar de las series y películas de animación japonesa de forma legal.

Dejando estos puntos de lado, los VTubers por ahora parecen estar muy centrados y especializados en ciertos temas: cultura japonesa y anime, y sus avatares se prestan totalmente a estas temáticas. Es un filón de oro, y también existen un buen número de creadores de contenido especializados en cultura japonesa que hablan de su día a día y el país como ellos mismos, mostrando su cara e invitándonos a su casa (como es el caso de Life Where I’m From o Nekojitablog), que no están necesariamente amenazados por un avatar anime.  

Un VTuber puede venir de perlas para hablar de los mejores anime shonen de temporada, pero puede que no te funcione igual de bien para hacer reseñas de dramas de época británicos, o thrillers de acción.

Sí, la llegada de N-Ko para promocionar los títulos de Netflix sienta un precedente para las plataformas y su manera de recomendar contenido… pero las empresas también siguen buscando afiliaciones y colaboraciones con todo tipo de influencers, por lo que los presentadores de carne y hueso no tienen por qué ser algo que vaya a desaparecer por completo de nuestras pantallas, y desde luego no de la noche a la mañana. 

Fuente: HobbyConsolas

Etiquetado en:

, , , , , , ,