BREAKING: Xbox boss Phil Spencer has joined the chorus of industry professionals criticizing Activision Blizzard, telling staff in an email obtained by Bloomberg that Xbox is «evaluating all aspects of our relationship» with the embattled publisher https://t.co/zEK5MZ7je6

— Jason Schreier (@jasonschreier) November 18, 2021

En un email dirigido a sus trabajadores, Phil Spencer, jefe de Xbox, ha asegurado estar «reevaluando todos los aspectos de la relación» que la compañía mantiene con Activision Blizzard tras las acusaciones publicadas el pasado martes contra Bobby Kotick. Aunque el documento no especifica qué tipo de aspectos está teniendo en cuenta, sí añade que tanto Spencer como la directiva de la división de juegos se encuentran «disgustados y profundamente preocupados» por los eventos detallados en el reportaje del WSJ: «Este tipo de comportamientos no tiene lugar en nuestra industria», leemos en el mail. Esta crítica de Spencer se une a la que Jim Ryan realizó también de manera interna hace solo unos días: «Activision no ha hecho suficiente para hacer frente a una cultura de discriminación y acoso muy arraigada», escribía el CEO de PlayStation.   

La presión para destituir a Kotick no proviene solo desde fuera de la compañía. La organización de trabajadores ABetterABK ha compartido un documento firmado por más de 700 trabajadoresdesarrolladores que, con su nombre, apellido y puesto en la organización, exigen la marcha de Kotick: «Nosotros, los firmantes, no tenemos ya confianza en el liderazgo de Bobby Kotick como CEO de Activision Blizzard», podemos leer en la carta, «las diferentes informaciones que han salido a la luz sobre su comportamiento y sus prácticas a la hora de dirigir la compañía actúan en contra de la cultura y la integridad que requerimos en un líder y directamente ataca las iniciativas puestas en marcha por nuestros compañeros». Según el último informe para los inversores, Activision Blizzard cuenta en este momento con casi 9500 empleados en todo el mundo.

A pesar de estas críticas, desde Activision Blizzard siguen posicionándose abiertamente a favor de su CEO: «Respetamos todos los comentarios de nuestros valiosos socios y nos comprometemos a debatir con ellos. Hemos detallado algunos de los cambios importantes que hemos aplicado en las últimas semanas, y seguiremos haciéndolo. Estamos comprometidos con la labor de garantizar que nuestra cultura y nuestro lugar de trabajo sean seguros, diversos e inclusivos. Sabemos que llevará tiempo, pero no nos detendremos hasta que tengamos el mejor lugar de trabajo para nuestro equipo», podemos leer en un comunicado dirigido a Bloomberg. 

Fuente: AnaitGames