Nintendo nos ha vuelto a encandilar con la muy esperada secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. El regreso de Link está llamado a ser uno de los grandes reclamos de Nintendo Switch en su quinto año, y pese a que todavía queda mucho por mostrar, ya nos estamos frotando las manos con lo visto.

Lógicamente, la comparación con el inagotable mundo abierto que conocimos en Switch y Wii U es algo absolutamente inevitable: el Héroe de Hyrule volverá a enfrentarse a lo ya conocido y a lo que está por conocer. Pero, ¿qué es exactamente lo que ha cambiado? En la parte visual, la respuesta la encontramos en el nuevo vídeo del Analista de Bits, 

Lo principal, y lo más importante de todo, es que la base y referencias de la secuela de Breath of the Wild que se usa para dar forma al propio vídeo no deja de ser una versión inacabada del juego que, como es de esperar, se presta a cambios y ajustes de cara lo que podremos jugar el próximo año. Dicho lo cual, ya hay bastantes aspectos interesantes a destacar.

Por un lado, y comparar ambos juegos, veremos que se ha aumentado la distancia de dibujado y, en el proceso, las nubes han ganado volumen y forma. Lo cual tiene mucho sentido ya que, según lo visto, el cielo de Hyrule tendrá una importancia especial en la secuela.

Con lo anterior por delante, la Hyrule mostrada en el tráiler es la misma de Breath of the Wild con cambios y nuevos elementos. Veremos zonas volcánicas en las que ha comenzado a brotar vegetación, islas flotantes y nuevas estructuras. Por otro lado, el castillo se mantiene en el mismo estado. Al menos, hasta que alza el vuelo.

Finalmente, las animaciones mostradas de Link en carrera son muy similares -o las mismas- que en Breath of the Wild. Podemos esperar nuevas equipaciones y armas, así como habilidades nuevas y mejoradas respecto a las ya vistas. Lo cual dará un juego único en este mundo abierto más vertical.

La secuela de Zelda: Breath of the Wild llegará a Nintendo Switch en 2022 como gran broche de la celebración del 35 aniversario de la saga. Eso sí, hasta entonces tendremos la oportunidad de surcar los cielos con Link a través de la reedición de The Legend of Zelda: Skyward Sword. Un título con el que parece que esta secuela guarda muchos paralelismos. ¿Casualidad? Nos permitimos el lujo de dudarlo.

Fuente: VidaExtra