El martes ha empezado con una bomba: PlayStation ha comprado Housemarque, el estudio detrás de Dead Nation, Resogun, Nex Machina y del reciente Returnal, que ha salido en exclusiva para PS5. Después de publicar el anuncio oficial, Famitsu ha compartido una entrevista con Ilari Kuittinen, cofundador del estudio, y Hermen Hulst, jefe de SIE Worldwide Studios. Según comentan en este encuentro, las negociaciones arrancaron en 2020, pero no se retomaron hasta que el desarrollo del videojuego se completó.

“Decidí dar prioridad a la culminación [del desarrollo] del juego primero y volver a hablar más adelante”, explica Kuittinen. “Así que lo volví a retomar unos meses atrás y ahora ya está decidido”, declara a esta revista japonesa. Housemarque iniciará un proceso de expansión próximamente, y aunque todavía no se sabe nada de su próximo título, el desarrollador apunta a que Returnal da “una pista sobre lo siguiente”. Kuittinen asegura que irán más allá y que desean crear “una gran e inolvidable experiencia de juego”. Sugiere que tal vez haya “un montón de explosiones”, aunque respetarán su propio estilo jugable.

Veteranía para el futuro

Housemarque es un estudio que nació hace 26 años en Helsinki, Finlandia, por lo que es la desarrolladora de videojuegos más veterana del lugar. En un comunicado publicado en el blog oficial de PlayStation, ambas partes han celebrado el acuerdo y han anticipado grandes cosas para el futuro. Se desconce la cantidad de dinero que ha pagada Sony para completar la operación. PlayStation sigue en expansión tras comprar Insomniac Games tiempo atrás.

Otro de los estudios que apunta a unirse a PlayStation Studios es Bluepoint, una empresa especializada en remasterizaciones y remakes. Lo cierto es que la cuenta oficial de Twitter de PlayStation Japón se ha confundido y ha subido por error una imagen para dar la bienvenida a Housemarque. El problema es que no salía el logo de este estudio, sino el de los creadores de Demon’s Souls Remake.

Fuente | Gaming Bolt

Fuente: As Meristation