Krafton, la compañía detrás de PUBG, ha presentado una demanda contra Garena por plagiar PUBG Mobile con su exitoso juego Free Fire, contra Apple y Google por sacar rendimiento económico a ese plagio a través de sus tiendas de apps y contra YouTube por alojar contenidos que no respetan sus derechos de marca, entre ellos vídeos de Free Fire y Free Fire Max y una película china que «no es más que una dramatización descarada de Battlegrounds».

Los roces legales entre Krafton y Garena vienen de lejos, y se habían resuelto, al menos parcialmente, cuando la compañía de Singapur llegó a un acuerdo con el estudio de PUBG para modificar el título de su juego, que en principio se llamaba Free Fire: Battlegrounds, y dejarlo simplemente en Free Fire. En la nueva demanda, presentada en California, queda claro que Krafton no ha olvidado las ofensas originales, y explica que desde el lanzamiento de PUBG Garena ha copiado sus ideas, «tanto individualmente como en combinación», para crear un clon que imita la apertura de las partidas, su estructura, sus combinaciones de armas y objetos e incluso «la selección general de colores, materiales y texturas», se lee en el documento de la demanda.

Google y Apple entran en la demanda por beneficiarse de la venta de este clon a pesar de las notificaciones de Krafton; no solo por la parte que les toca de los micropagos, sino también, dice la demanda, por la «valiosa» información de los usuarios que han recabado a través del uso de las apps de Free Fire y Free Fire Max. Según Krafton, Google y Apple «ignoraron las reclamaciones legítimas de copyright» y deben ser tratados como cómplices de Garena.

Aquí abajo tenéis el texto íntegro de la demanda.

Aunque Free Fire lleva un tiempo circulando y Krafton ya ha tenido encontronazos con Garena, no fue hasta finales del año pasado, el 21 de diciembre, que empezaron las notificaciones oficiales a la compañía de Singapur. Ese 21 de diciembre de 2021, hace menos de un mes, fue también cuando Krafton presentó su reclamación formal a Google y Apple para que se retirase Free Fire.

Desde Garena, por su parte, aseguran que las acusaciones de Krafton «no tienen fundamento».

La demanda llega un mes después del lanzamiento de PUBG: New State, el nuevo juego de Krafton, y desde TechCrunch especulan con la posibilidad de que la acción legal tenga que ver con la preocupación por un posible plagio de también ese nuevo título.

Lo de los plagios en las app stores no es, por desgracia, algo poco habitual: estos mismos días ha causado revuelo la aparición de varios clones de Wordle, un éxito viral gratuito que en apenas un mes ya vio cómo numerosas apps plagiaban su propuesta, desde la mecánica hasta el propio título, para sacar rendimiento económico a un proyecto gratuito. En ese caso, por ejemplo, los clones sí han ido desapareciendo por mano de las propietarias de las tiendas y ante las quejas de usuarios y medios. El caso de PUBG y Free Fire es bastante más complejo, principalmente por las cantidades de dinero que mueven: Krafton generó 2.900 millones de dólares con PUBG Mobile en 2021, y Garena unos 1.200 millones con Free Fire, según datos de Sensor Tower recogidos por TechCrunch.

Fuente: AnaitGames

Etiquetado en:

, , , , , , , ,