Después de que Horizon Forbidden West presentara su jugabilidad durante el State of Play más reciente, algunos medios han tenido la oportunidad de entrevistar al equipo de Guerrilla Games, por lo que se han destapado algunas novedades adicionales. En entrevista con Hardware Zone, el director Mathijs de Jonge ha señalado que pese a que ciertos elementos del escenario son destructibles, no todas las zonas sufrirán daño cuando se produzcan explosiones, por ejemplo.

“Tenemos destructibilidad en lo que se refiere a los árboles, las rocas y otras ruinas más pequeñas, así que sí”. El director apunta a que hay más elementos que se rompen a causa de las acciones de Aloy o de los enemigos, pero matice: “es un mundo muy grande, de forma que no disponemos de una destructibilidad a escala completa. El juego no va de esto. Contamos con lugares para demostrar el poder de las máquinas”, secuencias en las que estos chocan contra árboles o muros. “Sin embargo no todo el mundo se puede destruir”.

Nuevo sistema de escalada y más

Otra de las novedades en las que Guerrilla Games ha trabajado duro es en el sistema de escalada, que han fortalecido para que el jugador pueda desplazarse con mayor comodidad. El gancho permite a Aloy ascender en según qué puntos, tal y como se mostró en el tráiler gameplay, donde la protagonista escapaba así del ejército enemigo y de sus terribles máquinas.

Horizon Forbidden West saldrá a la venta en algún momento de 2021 para PlayStation 4 y PlayStation 5. El estudio ha optado por la prudencia y no ha anunciado una fecha más concreta para evitar posibles retrasos. Mathijs de Jonge ha dicho además que gran parte del desarrollo se ha hecho sobre la consola de anterior generación, aunque la nueva máquina les permitirá ir más allá y ofrecer un producto mejorado.

Fuente | Hardware Zone

Fuente: As Meristation