Apenas han pasado dos días desde el estreno del segundo capítulo de The Last of Us, la serie de moda en HBO y ya tenemos otro debate sobre la mesa que da lugar a mil y una teorías. En esta ocasión se trata de cierta escena que presenta diferencias muy evidentes respecto al título de Naiguty Dog. En una entrevista publicada por el medio Entertainment Weekly, Neil Druckmann ha querido aclarar algunos aspectos importantes que han sorprendido a los espectadores que ya conocían el videojuego.

Neil Druckmann y la conexión entre los infectados de The Last of Us

  • Nota: las siguientes líneas contienen spoilers sobre el episodio 2 de The Last of Us y, por consiguiente, sobre un momento muy importante en el videojuego de Naughty Dog.

Como ya estás avisados, no vamos a andarnos con rodeos. La gran diferencia entre la serie y el juego se encuentra en el momento de la muerte de Tess. Si jugaste al título recordará que ella decide quedarse luchando junto a los miembros de FEDRA con la intención de ralentizar su avance y ofrecer a Joel y Ellie una vía de escape. En la serie, sus motivaciones son exactamente las mismas, pero en ese gran salón donde yacen muertos varios Luciérnagas aparece una horda de infectados, justo cuando ella decide hacer volar el edificio por los aires.

Lo más sorprendente ocurre unos instantes previos a la explosión, ya que uno de los infectados se detiene, mira a Tess y se acerca lentamente a ella, como si la conociese de algo. Acto seguido tiene lugar lo que podríamos considerar como un beso entre ambos, ya que el infectado introduce en su boca, como si de la lengua se tratase, esas raíces blancas características de la afección (micelio). Una forma de representar la conexión entre ambos, ya que Tess se encuentra infectada en ese momento. Si haces memoria recordarás que unos minutos antes hay una escena en la que se nos habla de que la estructura del hongo sirve como punto de conexión entre muchos afectados, incluso si se encuentran distanciados entre sí.

Pero, ¿cómo explica Neil Druckmann este cambio? Recordándonos que “estas cosas [los infectados] solo son hostiles ante los que luchan contra ellas”, algo que deja claro que la idea era expresar esa conexión entre las personas transformadas por la infección. Además, aprovechando que uno de los elementos que ha sorprendido a mucha gente es que en la serie no hay esporas —por ahora—, por lo que Joel, Ellie y Tess no tienen necesidad de usar máscaras de gas, el creativo lo ha querido explicar: “Si tenemos en cuenta cómo crece en las paredes [el hongo], nos parecía adecuado que también lo hagan en los infectados”

Fuente | Entertainment Weekly

Fuente: As Meristation