Epic Games ha anunciado la compra de Harmonix, el estudio conocido por crear Guitar Hero, Rock Band o el más reciente Fuser.

Harmonix se centrará, según explica el propio estudio, en crear «viajes y gameplay musicales» para Fortnite; por lo demás, todo lo demás se mantiene como hasta ahora, incluidos los planes de DLC o eventos in-game para sus juegos o su misma disponibilidad.

Comenta Epic que Harmonix tiene «un gran historial de crear experiencias musicales divertidas e interesantes diseñadas para que las disfrute todo el mundo», y de ahí el interés en sumar su experiencia al universo Fortnite. Si os faltaba algún palabro para sentir que esta es una noticia genuinamente 2021, también habla la compañía de Tim Sweeney sobre cómo la experiencia de Harmonix será crucial para «reimaginar cómo se experimenta, crea y distribuye la música» de cara a apuntalar sus planes para… «construir el metaverso». ¡Bien!

Por supuesto, un poco de música no le irá mal a Fortnite, que ya ha hecho todo lo posible por meter los pies en las apetecibles aguas de los conciertos en directo o la omnipresencia del baile, una de las columnas sobre las que se erige el juego. Por el momento ni Epic ni Harmonix han dado más información concreta sobre el tipo de frutos que busca obtenerse de esta adquisición.

Harmonix fue fundada en 1995. Después de experimentar con la relación entre música y juego con títulos como Amplitude, en 2005 se convirtieron en una de las grandes sensaciones de su tiempo gracias a Guitar Hero, un juego musical controlado con guitarras de plástico. La pasión por los instrumentos alcanzó su pico en pocos años, pero para entonces Harmonix ya había fichado por EA para lanzar Rock Band, que a la guitarra sumaba una batería y un micrófono en el que cantar; en 2010, muchos Guitar Hero y Rock Band después, la moda pasó y el estudio que ayudó a crear el fenómeno buscó nuevas maneras de explorar la relación entre música y videojuegos con Dance Central, un juego de baile para Kinect.

Nunca han hecho nada particularmente mal, pero su propuesta fue perdiendo fuelle durante la última década. Así llegamos a 2020, cuando lanzaron Fuser, un juego en el que se propone mezclar canciones en la cabina de un DJ; pasó algo desapercibido, aunque la intención e incluso la ejecución eran bastante buenas.

Fuente: AnaitGames

Etiquetado en:

, , , , ,