Después de que Final Fantasy XV saliera a la venta, su director, Hajime Tabata, colocó los cimientos para la creación de Luminous Productions, el estudio de Square Enix que trabaja actualmente en Forspoken. Sin embargo, el creativo decidió abandonar la compañía para seguir su propio camino como profesional. JP Games es el estudio con el que está desarrollando sus dos próximos videojuegos. En entrevista con Famitsu, Tabata ha confirmado que trabajará con “grandes empresas”.

Pese a que ha sido parco en detalles, el máximo responsable de la decimoquinta entrega de Final Fantasy ha explicado que se trata de dos proyectos “a gran escala”, que se publicarán con la colaboración de “dos grandes compañías”. Tabata no ha profundizado sobre la naturaleza de esas asociaciones, pero sí ha señalado que ambos videojuegos ya están en fase de preproducción. Los describe como una evolución de Final Fantasy Type-0, el videojuego que dirigió antes de dar el salto a la saga principal.

Los juegos de rol acostumbran a ser largos, ya que su estructura invita al jugador a combatir constantemente para conseguir puntos de experiencia y subidas de nivel. En este caso, Tabata asegura que serán más cortos de lo que uno puede suponer para un RPG, pero espera implementar un valor de rejugabilidad gracias a su componente multijugador.

La motivación, factor importante

Cuando Hajime Tabata dijo adiós a Square Enix, una compañía en la que había estado muchos años, reconoció que la decisión se había debido a “un problema de motivación”, también ha su necesidad de crear algo nuevo por su cuenta. Querían tomar “su propio rumbo y hacer lo que quisiera” sin hacer enfadar a nadie de la empresa. JP Games comenzó su actividad profesional el 1 de febrero de 2019.

Parece que el futuro de JP Games está encarrilado, así que habrá que esperar a que los proyectos sigan avanzando.

Fuente | Famitsu (vía Gaming Bolt)

Fuente: As Meristation