LiveWire ha publicado DoDonPachi Resurrection en Switch, el nuevo port del clásico shmup de Cave.

El juego, originalmente publicado en recreativas en 2008, es un bullet hell en el que debemos hacer frente a cientos de enemigos y balas mientras sobrevivimos y, si procede, acumulamos puntuaciones tan altas como sea posible. El cuarto de su serie (que empezó con DonPachi en 1995 y que ayudó a popularizar un subgénero entero), Resurrection es de los que se han movido bastante: en 2010 salió en Xbox 360, luego dio el salto a móviles y en 2016 acabó llegando a Steam.

La versión de Switch es similar a la de PC, e incluye todo el contenido del port de 360 más el modo Black Label, que en Xbox fue un DLC de pago.

Si queréis ver el juego en movimiento, nada mejor que echarle un ojo al tremendo tráiler que ha publicado LiveWire.

Este DoDonPachi (que en Japón se titula DaiFukkatsu, por si lo veis con ese nombre en algún sitio) es el tercero de los ports de juegos de Cave que LiveWire anunció en el Nintendo Direct japonés del E3 de este año. El primero fue Mushihimesama, que salió el mismo día que se anunció; en septiembre le tocó el turno a Espgaluda II, un port especialmente interesante porque en su momento la versión de 360 no salió de Japón. Sobre este segundo escribimos hace unos meses, aplaudiendo el port y el juego mismo, que es magistral:

Es una obra maestra del diseño à la Cave y también un juego durísimo, aun dando tantas herramientas para ponerte las cosas fáciles. Desde el primer momento los enemigos escupen balas a un ritmo endiablado, y en cuestión de segundos empiezan a aparecer los patrones más grandes; el ritmo ágil del juego hace que parezcan un poco más abrumadores de lo que realmente son: el kakusei necesita que haya muchas balas en pantalla en todo momento, pero por lo general hasta los patrones más arrolladores dejan huecos claros por los que colarse o dibujan pasillos más o menos explícitos, aunque a partir del tercer nivel tirar de escudo para romper muros que parecen infranqueables de otra manera se vuelve más y más necesario.

Más en nuestro análisis, que podéis leer aquí.

Fuente: AnaitGames