Después de tanta incertidumbre, ya es oficial: falta un mes para que comiencen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Como la Eurocopa, siguen siendo los juegos de 2020, a pesar de celebrarse en 2021. Aunque, en el caso que nos ocupa, el videojuego oficial de los Juegos Olímpicos, el anacronismo es aún mayor, pues se trata de un juego de julio de 2019.

Juegos Olímpicos Tokio 2020 – El Videojuego Oficial salió hace casi dos años en Nintendo Switch y PS4, pero solo en Japón. Sega se reservó el lanzamiento en occidente para una fecha más cercana a los Juegos en sí, y aprovecharse mejor del tirón… aunque fuera un año más tarde de lo previsto. Hoy, el juego ya está disponible en todo el mundo, sumando también versión para Xbox One, PC y Stadia. Es jugable en PS5 y Xbox Series X/S, pero sin ninguna mejora notable.

Por supuesto, el juego está completamente traducido al castellano, incluyendo voces, aunque no hay ningún atleta real. A pesar de la demora, el contenido es el mismo que en el juego que salió en 2019… que ya de por sí era un juego bastante “pelado”.

Todo el mundo puede ser Olímpico

Los videojuegos oficiales de los Juegos Olímpicos suelen ser títulos sencillos, de estilo arcade, con una recopilación de los deportes más populares de los Juegos y que se disfruta mucho más en compañía. Multijugador a poder ser local, piques entre dos jugadores en torno a una sola máquina, ahora que ya vamos recuperando la normalidad y las reuniones sociales vuelven a ser posibles.

Tokio 2020 incluye 18 disciplinas, o sea, 18 minijuegos. Un número bastante discreto incluso comparándolo con otros juegos olímpicos anteriores (el de Londres 2012 tuvo 31, en Río 2016 no hubo y el último Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 –un juego hermano a este, también de Sega- tuvo 24 sin contar otros minijuegos). 

Afortunadamente, la variedad es bastante aceptable. Eventos de atletismo y natación no hay muchos, pero como todos son muy cortos y se juegan más o menos igual (machacar botones, pulsar otros en el momento justo, vigilar la resistencia) tampoco los echaréis mucho en falta.

Lo bueno es que hay una mayor variedad de deportes con más “solera”, juegos que acostumbran a ocupar ellos solos discos enteros, y que aquí los tendrás en un único pack (con muchísimas limitaciones, evidentemente). Hablamos del fútbol, baloncesto, béisbol, rugby 7, tenis, tenis de mesa, boxeo o vóley-playa, inclusiones que os darán más chicha en vuestras tardes de vicio.

Esta es la lista completa de eventos, destacando alguna cosa de alguno de ellos:

  • 100m lisos – todos los eventos de atletismo y natación se siguen jugando como si fuera Track & Field: machaca un botón, pulsa otros en el momento adecuado… Simples, pero imprescindibles en un juego Olímpico.
  • Relevos 4x100m
  • 110m vallas
  • Lanzamiento de martillo
  • Salto de longitud
  • 100m estilo libre (natación)
  • 200m estilos individual (natación)
  • Fútbol – estos eventos son versiones «completas» de cada deporte, aunque de manejo muy arcade… y una IA un poco ridícula en algunos de los deportes por equipo. Aún así, son los que más empaque tienen.
  • Béisbol – no es un deporte muy olímpico, pero se han recuperado para Tokio 2020: es uno de los deportes más populares de Japón
  • Baloncesto
  • Vóley playa – siempre me ha parecido un deporte terriblemente aburrido de jugar en videojuego, pero bueno, ahí está.
  • Boxeo – cabe destacar que lanzas los golpes con los sticks, no con los botones. Es un poco impreciso, pero divertido.
  • Rugby 7 – regresó a los Juegos en Río 2016, y menos mal que lo hizo, porque es de los minijuegos más divertidos.
  • Tenis de mesa
  • Tenis
  • Judo – mezcla reflejos y machacabotoneo. Junto a la escalada, los más simples pero también los más tensos para jugar 2.
  • Escalada deportiva
  • BMX (Ciclismo) – el más flojo: las físicas y colisiones poco creíbles hace que sea bastante poco divertido, y un desgaste para el pulgar.

En general, hay suficiente variedad para representar varios estilos de juego, y se incluyen dos de los deportes novedad de esta edición de los Juegos: béisbol y escalada deportiva. Por contra, no han llegado al juego otros tres deportes que también debutan en estos juegos: kárate, surf y skateboarding (que sí estuvieron en el juego de Mario & Sonic), y se quedan fuera otros clásicos como la esgrima, el piragüismo, gimnasia o los deportes de tiro, que suelen dar mucho juego.

Te presentamos algunos de los accesorios y periféricos imprescindibles para mejorar tu experiencia en PlayStation 4.

Aún más limitado es el número de modos de juego. No hay modo historia, ni carrera ni nada por el estilo, lo único que podrás hacer si juegas solo es participar en cada evento e intentar conseguir la medalla de oro en todos ellos, a lo largo de tres partidas de dificultad creciente. 

Después desbloquearás unos desafíos adicionales en el modo práctica, pero por lo demás no hay mucho incentivo por seguir jugando solo. Más allá de conseguir puntos con los que comprar trajes, lo más que puedes desbloquear todos los consejos de cada deporte cuando los juegues varias veces.

Sí tiene modo online, puedes crear salas privadas o unirte a salas con desconocidos, y también podrás comparar tus puntuaciones en un ránking online y participar en una serie rotativa de eventos clasificatorios. Por lo demás, a no ser que te piques con un minijuego en particular, no le sacarás mucho partido al juego hasta que te juntes con amigos en multijugador.

Hay muchos mandos para Switch a la venta. Estos son los de más calidad que puedes comprar, con precios asequibles en muchos casos y conectividad inalámbrica.

Estéticamente, Sega ha prescindido totalmente del realismo, con un diseño de personajes caricaturesco, golpes especiales en casi todos los deportes y haciendo que todos los equipos sean mixtos siempre. El toque épico lo ponen las opciones más “locas” de su completo editor de personajes, como hacer que nuestro avatar sea un payaso, o poder vestirle con prendas tan poco reglamentarias como un chándal de aeróbic, un disfraz de pirata, un traje de astronauta o uno del mismísimo Sonic the Hedgehog, que se desbloquea con un parche el día 1.

Curiosa decisión/elección, siendo este el juego “serio” o “realista” de los JJ. OO. en contraposición al de Mario y Sonic (que salió en noviembre de 2019 solo en Switch). Comparándolos, por cierto, queda claro que ambos juegos han salido del mismo sitio, aunque a decir verdad el de Mario & Sonic tenía un modo historia, simplón pero que facilitaba cuatro o cinco horitas jugando solo. Aquí simplemente no hay equivalente. 

No sale perdiendo en todo: algunos de los deportes más entretenidos en el que nos ocupa, como el béisbol o baloncesto, no estaban en el de Mario. Y, personalmente, los monigotes disfrazados me hacen más gracia que los personajes típicos de Mario y Sonic. Pero si hay que comparar, la balanza se inclina hacia el exclusivo de Switch, sobre todo si pretendes jugar solo.

Para incondicionales Olímpicos y/o los que busquen un divertimento sencillo para el verano

Juegos Olímpicos Tokio 2020 – El Videojuego Oficial es un juego sin pretensiones, que da lo que promete: versiones muy light y accesibles, pero divertidas, de los deportes más populares de los Juegos Olímpicos, salpicado de detallitos que te van “metiendo hype” ante los Juegos en sí: una canción muy pegadiza, pantallas de carga que te cuentan curiosidades de los juegos y una cuenta atrás en la pantalla de inicio con los días que faltan (los Juegos serán entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021).

No es un juego malo, pero sí que es escaso: pocos eventos y aún menos modos de juego. No obstante, como decíamos, es muy accesible: cualquier podrá unirse a la partida y conque haya un solo deporte que os pique, ya tendréis la tarde hecha, mientras esperáis a que empiecen los Juegos de verdad.

Fuente: HobbyConsolas