La crisis de los semiconductores sigue su curso, pero el mercado no puede pararse y los planes de compañías como Nvidia siguen adelante. Recibimos con los brazos abiertos una RTX 3070 Ti que promete estar a medio camino entre la RTX 3070 y la 3080, una solución para jugar a un muy buen nivel, pero sobre todo para mejorar las cosas de cara a la escasez de stock.

Y es que, se supone que estamos ante una gráfica que cuenta con una protección por parte de la propia Nvidia para que no se puedan minar criptomonedas con ellas y que, aunque la crisis de los chips siga azotando, al menos no se agote el stock debido a las compras masivas de las granjas de minado.

Eso es algo que veremos con el paso de las semanas, pero de momento lo que podemos hacer es contaros nuestra opinión en este análisis de la RTX 3070 Ti en el que ponemos a prueba la gráfica con más de una decena de juegos punteros tanto a 4K como a 1.440p, la resolución en la que se va a sentir más cómoda.

Análisis de la RTX 3070 por apartados:

Diseño y características de la RTX 3070 Ti

Empecemos viendo las características internas y externas de la RTX 3070 Ti. Tenemos una GPU que comparte diseño con su hermana mayor, la 3080 -análisis-, por lo que contamos con un ventilador a un lado del PCB y otro apuntando a la otra cara.

Además de los dos ventiladores, tenemos un enorme disipador de aluminio que, como vemos en sus hermanas y más adelante en este análisis, hace un fantástico trabajo a la hora de disipar el calor.

La RTX 3070 -análisis- tenía los dos ventiladores en la misma cara, por lo que ya tenemos una diferencia importante a nivel externo. En el interior, como podéis ver en la siguiente tabla, tenemos una GPU que está a medio camino entre sus dos hermanas:

Además del aumento de núcleos CUDA y de la frecuencia, tenemos una memoria que pasa a ser GDDR6X, como la de la RTX 3080. Esto permite aumentar el ancho de banda de la memoria, algo muy útil para las texturas, el ray tracing o las mejoras de antialiasing en títulos que no sean compatibles con la tecnología DLSS. 

Además, la velocidad de la memoria también es mayor y pasamos de los 14 Gbps a los 19 Gpbs,  la misma velocidad que la RTX 3080.

Es un poquito más larga que la RTX 3070, pero el ancho de 112 mm es el mismo, así como los dos slots que necesita. Y a nivel de conexión también tenemos lo mismo: DisplayPort 1.4 y un HDMI 2.1 preparado para los nuevos televisores.

Test sintéticos con y sin ray tracing

Antes de pasar al rendimiento en juegos, vamos con los test sintéticos. Hemos repetido las pruebas que hicimos al resto de gráficas de la familia para tener una panorámica y ver dónde se encuentra, teóricamente, la RTX 3070 Ti.

El de 3D Mark es un test clásico, pero los otros dos (que los tenéis en Steam de manera gratuita por si los queréis probar) son más modernos y, sobre todo, hacen una prueba intensiva tanto del DLSS como del trazado de rayos.

Estos son los resultados:

 

Y, como se puede ver, no es que tengamos una diferencia abismal entre la RTX 3070 y la RTX 3070 Ti. En este sentido, esas sensaciones iniciales que teníamos al ver las características de la GPU y ver que es un modelo ‘muy’ intermedio entre la RTX 3070 y la RTX 3080, se cumplen, pero quizá la mejora es menor de la que esperábamos.

Pero, como siempre os decimos, los test de rendimiento están bien, pero lo que importa es poner a prueba un sistema en su medio natural y, en este caso, son los juegos.

Así rinde la RTX 3070 Ti en juegos

Llega la hora de comprobar cómo rinde esta RTX 3070 Ti en juegos y, para ello, hemos elegido algunos de los títulos más exigentes con la GPU, así como Overwatch como un ejemplo de cómo os encontraréis con un juego online competitivo si queréis una alta tasa de frames por segundo.

En casi todos los juegos medidos hemos utilizado la configuración máxima de los parámetros gráficos tanto en la medición a 1.440p como a resolución 4K. En los que tienen la opción disponible hemos utilizado la API DirectX12 y en Metro Exodus, tenemos Hairworks activo. 

Como con las otras dos RTX 30 de alta gama, cuando jugamos a 4K desactivamos el antialiasing. Estos son los resultados:

Vista la tabla con los resultados, nuestras sospechas se cumplen: tenemos un GPU que cubre ese espacio entre la RTX 3070 y la RTX 3080. Es una GPU ideal para jugar a 1.440p en ultra y con ray tracing en prácticamente todos los juegos, aunque hay cosas que debemos matizar.

Red Dead Redemption 2 tiene tres opciones de antialiasing y es el ajuste gráfico que más recursos consume en este juego. Con los tres activados y al máximo de lo que puede dar tenemos esos 40 fps. Si recortamos uno de ellos, o bajamos de calidad parámetros aquí y allá, conseguiríamos los 60 fps.

Da mucho ‘gustito’ jugar a RDR 2 a 60 fps, pero otra opción es jugar con todo en ultra y limitar la tasa de fps a 30, que es lo que yo haría. ¿Y por qué a 4K tiene mejor tasa de fps? El motivo es porque con el AA desactivado, podemos subir a 4K y tener una mejor tasa de imagen, pero creo que la IQ es peor que a 1.440p con AA.

Entre la prueba de las RTX 3080 y 3070, hay juegos que se han actualizado. Metro es uno de ellos y jugando a la nueva versión tenemos algunas opciones extra. En 1.440p va muy bien y mejor que en la 3070, pero cuando subimos a 4K la cosa cambia y tenemos una tasa de fps menor de 60.

No logro explicar los 66 fps de DOOM Eternal en 4K, ya que es una medida extraña, pero en todas nuestras pruebas la media era inferior a la que conseguí en su día con la 3070 y si nos fijamos en Death Stranding tenemos mejores resultados que la 3080 a 4K, pero peores a 1.440p. Lo raro es que la RTX 3070 exhibió una tasa media que, de nuevo, no puedo explicar, ya que se mantuvo así en todas las pruebas.

El resto, como podéis comprobar, rinde un poco mejor en ambas resoluciones que en la RTX 3070 y un poco peor que la RTX 3080. Y, por cierto, en Overwatch tenemos la tecnología Reflex que mejora un poco el rendimiento en juegos online y que os detallamos en el análisis de la RTX 3080.

 

Hay dos juegos «nuevos» en la lista, Gears 5 y Cyberpunk. El primero ha sido jugado en ambas resoluciones a la configuración máxima y con las ultratexturas instaladas. El rendimiento, simplemente, es excelente y es todo un espectáculo.

Y por otro lado está Cyberpunk 2077. El juego no es que esté demasiado bien optimizado y, entre eso y que es un titán visual, tenemos esos 50 fps de media en calidad ultra (con el RT activado en sus tres opciones disponibles y DLSS en modo ‘Calidad’), pero para lograr tener más de 30 fps en 4K es necesario recortar opciones visuales, bajar el RT , eliminar el ray tracing de sombras y poner el DLSS en ‘Equilibrado’.

Se sigue viendo de escándalo, pero con concesiones normales.

Y, aunque lo he hecho en los análisis de diferentes portátiles con RTX 30 y las otras GPU RTX 30, debo incidir en las bondades del DLSS. Si los juegos son compatibles con esta tecnología de reconstrucción de imagen por inteligencia artificial, os recomiendo activarlo.

Es una tecnología que, básicamente, sustituye al antialiasing y lo que hace es renderizar el juego a una resolución nativa menor para, después, escalar a la resolución del monitor. Es algo que suaviza los dientes de sierra, pero que también consume menos recursos de la GPU.

Os dejamos un ejemplo de Death Stranding a resolución 4K:

En este juego, por ejemplo, vemos que ganamos unos 20 fps de media entre la solución TAA (temporal antialiasing) y DLSS en modo calidad, el más potente de los tres que tiene. A nivel de calidad de imagen no encontramos diferencias apreciables, pero en rendimiento sí se nota.

Temperatura y consumo

A nivel de temperatura y consumo, las RTX 30 lo están haciendo muy bien. El trabajo de Nvidia en disipación está dando sus frutos y lo cierto es que tanto la RTX 3070 como la RTX 3080, en nuestras pruebas, quedaron muy por debajo de esos 93º de máxima de los que habla la compañía.

Eso sí, los análisis los hicimos en un entorno bastante fresquito, pero ahora la cosa ha cambiado y, en pleno verano y con una temperatura interior de unos angustiosos 26º que suben un par de grados tras unas horas jugando, queríamos ver qué tal el sistema de disipación de la RTX 3070 Ti.

Y vaya, ha cumplido con creces:

El ruido de los ventiladores es mayor en general, ya que el PC está expulsando mucho aire caliente porque el que absorbe tampoco es que sea demasiado fresco, pero si nos fijamos en la temperatura de la GPU, tenemos unos muy buenos datos, algo más calentita que la 3080, pero en un ambiente de verano manchego. Las RPM máximas se sitúan alrededor de las 2.150.

En reposo está alrededor de los 35º y los ventiladores se mantienen apagados.

Ahora bien, ¿qué pasa con el consumo? La 3070 tenía picos de 220 W y la RTX 3080 estaba alrededor de los 330 W, que parece mucho, pero realmente estamos hablando de picos jugando y, además, de un consumo menor que la generación anterior.

La RTX 3070 Ti ‘come’ 9,6 W idle y 283 W en carga. De nuevo, entre sus dos hermanas.

Una bestia para 2K, pero sin una mejora que justifique el precio en 4K

Al final tenemos una GPU que no sorprende y que cumple a rajatabla lo que promete: estar a medio camino entre la RTX 3070 y la 3080. Tenemos mejoras respecto a su hermana menor tanto a 1.440p como a 4K, pero por el precio extra quizá esperaríamos que estuviera más cerca de la RTX 3080.

Sigue siendo una GPU muy indicada para dejar atrás resoluciones 1.080p y poder jugar en ultra a todo con la resolución 1.440p como base y, además, la relación precio/rendimiento sigue siendo espectacular, como en toda la familia RTX 30.

El consumo no es exagerado, el rendimiento es bueno y disipa muy bien el calor, siendo una GPU muy apetecible si queremos montar un PC y no tenemos una RTX 3070 o 3080 a mano a un precio decente debido a la escasez de gráficas, pero quizá habría introducido 12 GB de memoria para que fuera más atractiva.

Y es que, el rendimiento en prácticamente todos los juegos seguiría siendo muy parecido, pero ya hay títulos (Red Dead Redemption 2, por ejemplo) que no podemos poner a 4K con todo en ultra activando el AA debido a la limitación de los 8 GB. 

Pasando esto por alto, es una GPU muy recomendable y también depende del tipo de monitor que tengáis. Si contáis con un panel 4K, quizá lo mejor es apuntar a la RTX 3080 (si encontráis una unidad), pero si tenéis un monitor 1.440p, esta GPU se muestra como la opción ideal.

Fuente: HobbyConsolas

Etiquetado en:

, , , , , , ,