En el mundo del videojuego, la velocidad tiene nombre de erizo y lleva zapatillas coloradas, y si muchos personajes nacidos en consolas o recreativas han dejado una huella más allá de las pantallas, Sonic llegó todavía más lejos: el abanderado de SEGA inició una revolución, y ese carisma tan único lo convirtió en un icono reconocible a nivel mundial.

30 años después de su debut en Mega Drive, aquel héroe capaz de recorrer niveles a velocidades supersónicas retiene todo su encanto original. Los jugadores de la vieja escuela continúan alucinando viéndolo atravesar aquellos locos loopings de Green Hills en los sistemas actuales, y una nueva generación de ilusionados fans  disfrutan de sus nuevas aventuras a través de los videojuegos, las series, los cómics y hasta sus travesuras en la gran pantalla.

En VidaExtra nunca lo hemos negado: somos muy fans de Sonic. Tanto del clásico y regordete como del héroe más moderno y estilizado que debutó en Sonic Adventure. Y pese a que no negamos que el destello azulado ha tenido grandes momentos y otros no tan memorables, su espíritu irreverente, atrevido e inconformista nos deja con mucho más que un legado a los mandos: Sonic inició lo que hoy sólo podemos definir como una manera diferente de entender los videojuegos.

Con motivo del 30 aniversario del erizo más rápido del mundo, en VidaExtra hemos reunido 30 datos, curiosidades, historias y anécdotas relacionadas con uno de los personajes más queridos del videojuego. Centrándonos, en esta ocasión, en su etapa clásica. Su época dorada. Pero teniendo muy presentes sus logros más recientes.

A continuación, y con motivo de la celebración de los 30 años desde la salida de Sonic The Hedgehog en Mega Drive, encontrarás 30 curiosidades e historias del gran héroe de SEGA en su época dorada. Porque es un día demasiado especial como para hablar del sonoro traspiés de Sonic 2006 habiendo obras maestras como Sonic 2 perfectas para deleitarse la vista y dejarse los pulgares y los anillos en el camino.

Sonic no fue el primero, pero llegó para quedarse

Otxicmr

Imagen: SEGA Nerds

A la quinta va la vencida. Sonic no fue el primer abanderado de una SEGA que llevaba décadas presente en los arcades. Es más, el erizo azulado le dio el relevo a Alex Kidd, un héroe plataformero con rasgos de mono y sus propios encantos, pero que poco podía hacer al medirse con Super Mario Bros.

De hecho, los juegos, cajas y manuales de Service Games mostraron hasta cuatro mascotas durante la década de los 80,  incluyendo un conejo con chistera y monóculo, un señor también con monóculo y hasta una especie de nave espacial con alas. Siendo justos, el diseño de Sonic es el más resultón de todos.

La curiosa biografía oficial de Sonic

Screenshot 4989

En 30 años se han producido muchísimas adaptaciones de Sonic, y en cada una de ellas se le ha dado un origen distinto. Algunas, por cierto, realmente diferentes entre sí: existe un abismo entre lo visto en la serie Sonic Underground y la última adaptación cinematográfica.

Dependiendo del juego, Sonic tiene entre 15 y 18 años. De manera oficial, se sabe que nació en Christmas Island y desde muy temprano demostró una habilidad insólita para correr a grandes velocidades. Lo cual, sumado a su espíritu libre como el viento, su fascinación por la naturaleza y una inagotable sed de aventuras, hizo que dedicara su vida a viajar por el mundo.

Los tres primeros juegos de Sonic -o, al menos, la trilogía de Mega Drive- tienen lugar en tres archipiélagos distintos: South Island, una enorme isla que flota sobre el océano; Westside Island, la cual está colmada de exóticas ruinas de civilizaciones pasadas, y Angel Island un santuario natural custodiado por el guardián de la Master Emerald.

Sonicxconcept018kl

Que Sonic y el Dr. Eggman cruzasen sus destinos era cuestión de tiempo. El destello azulado no podía quedar impasible al ver cómo el malvado científico buscaba hacerse con unas poderosas reliquias conocidas como las Esmeraldas del Caos, mientras destruía la naturaleza y transformaba a los habitantes de las exóticas islas de su mundo en esbirros mecanizados.

Con el tiempo, Sonic dejará de correr en solitario: en sus aventuras conocerá amigos, aliados y rivales de todas las formas y colores -literalmente- que le ayudarán a detener los cada vez más retorcidos planes de Eggman. Y, en el proceso, vivir una aventura a velocidades supersónicas.

Naoto Ōshima, Yuji Naka e Hirokazu Yasuhara  los padres de Sonic

Screenshot 4986

Yuji Naka (derecha) junto con otras leyendas de SEGA durante la presentación de la Mega Drive Mini

Quizás no conozcamos quienes son los padres de Sonic, pero sí sabemos quienes son sus creadores más reconocidos: Naoto Ōshima le dio ese aspecto tan carismático, Hirokazu Yasuhara le concedió su súper-velocidad y ataques giratorios y Yuji Naka lideró el desarrollo de Sonic The Hedgehog y, posteriormente, el equipo que pasará a ser el Sonic Team durante casi dos décadas.

Que el diseño de Sonic recuerde a Mickey Mouse no es casualidad, SEGA quiso que el personaje conocido originalmente como Mr. Needlemouse  evocase ese carácter universal de los dibujos clásicos y Disney era (y continúa siendo) la máxima referencia.

Dicho lo cual, sería injusto no reconocer a SEGA of America varios de los cambios finales tanto del diseño como de la personalidad de Sonic: la división Norteamérica liderada por Tom Kalinske sabía muy bien qué es lo que los apasionados por los videojuegos y el gran público querían ver en las pantallas de sus televisores. Y el rotundo éxito de aquel cartucho les dio toda la razón.

Sonic 2, una secuela Made in USA

Sonic The Hedgehog puso a la atrevida SEGA y su Mega Drive al nivel de la titánica Nintendo, pero no todos lo celebraban por igual su éxito: Yuji Naka, la persona clave del desarrollo del Sonic Team, abandonaba SEGA por sus diferencias con la sede japonesa. Por suerte, Tom Kalinske de SEGA of America, logró empatizar con él y convencerle para que produjese la secuela. ¡Y qué secuela!

Kalinske fichó a Naka y lo integró en el SEGA Technical Institute de Mark Cerny (sí, el de PlayStation) garantizando al Sonic Team aquello que les fue negado por SEGA of Japan: libertad creativa y un salario justo. Y lo primero sería el verdadero impulsor de una secuela histórica: Sonic 2 es el mejor título del catálogo de Mega Drive, tanto por su excelencia jugable como por el modo en el que se adelantó a su propio tiempo.

Los otros diseños de Sonic

El objetivo de SEGA a la hora de crear un personaje capaz de ganar a Super Mario Bros. en su propio terreno estaba claro. Cómo hacerlo era algo que no estaba tan definido, pero había una premisa de la que partir: debía ser un personaje que irradiase carisma.

Screenshot 4982

SEGA evaluó montones de diseños para su personaje estrella, incluyendo toda clase de personajes antropomórficos, un perro, un conejo de orejas extensibles, un armadillo que acabará siendo Mighty the Armadillo y hasta un humano cuya silueta y rostro recordaban al presidente Theodere Roosevelt y cuyo diseño, no mucho después, acabará reciclándose para crear al Dr. Eggman.

Screenshot 4984

Por parte del nombre del personaje, SEGA sega tenía claro que debía transmitir la sensación de velocidad. Como comentamos justo arriba, el nombre original de Sonic fue Mr. Needlemouse, pero también se barajaron alternativas como L.S., en referencia a Light Speed o la velocidad de la luz, y un mucho más eléctrico Rausupi.

La receta del Chili dog favorito de Sonic

Ebeijl2uyaanpow

Imagen de Sonic Channel

Los perritos calientes con chile, o Chili dogs, son una de las obsesiones de Sonic en la mayoría de sus adaptaciones. A fin de cuentas, de algún lado tiene que sacar la energía para correr a esas velocidades absurdas.

Como curiosidad adicional, Archie Comics publicó en el primer cómic de la serie Sonic the Hedgehog la receta del Chili Dog a la Sonic, el cual consiste en.

Preparamos una libra (500 gramos) de carne picada
A esto, agregamos media taza de cebollas picadas, luego media taza de pimientos picados y, finalmente, media taza de champiñones picados.
Añadimos una lata grande de tomate triturado
Añadimos 8 onzas (225 gramos) de salsa de barbacoa.
Con lo anterior preparado, lo cocinamos todo a fuego lento durante media hora
Añadimos una cucharadita de chile en polvo, otra de comino y otra de orégano
Añadimos 1 lata grande de judías rojas (escurridas)
Cocinamos a fuego lento durante 1 hora
Añadimos las salchichas, las que más nos gusten
Cocinamos unos 15 minutos en la salsa
Mientras tanto, ponemos a tostar el pan
Por último, y de manera opcional, le añadimos queso fundido

A modo ilustrativo, el canal de La Cocina del Pirata ha desarrollado la receta original. Te dejamos el vídeo para que veas el proceso.

Si bien, los Chili Dog a la Sonic son especialmente recurrentes en las versiones animadas desde la serie de televisión Las Aventuras de Sonic the Hedgehog y los cómics, lo cierto es que podemos encontrar menciones a los Chili dogs en juegos como el manual de instrucciones de Sonic Advance 3, spin-offs como Sonic & Sega All-Stars Racing y más recientemente en Sonic Forces y Team Sonic Racing.

El día de Sonic y Sonic 2

Tom Kalinske, de SEGA of America, fue uno de los principales impulsores del éxito de Sonic. Si bien juegos y sagas como Dragon Quest habían instaurado cierta emoción por los lanzamientos de nuevos juegos en Japón, en occidente las fechas de lanzamientos de los cartuchos no tenían la misma relevancia que ahora. Y el lanzamiento de Sonic the Hedgehog tuvo mucho que ver.

Kalinske sabía que Sonic lograría convertirse en un éxito capaz de romper la baraja en la emergente industria del videojuego con la promoción adecuada, y no solo se propuso que todo el que tuviese una Mega Drive quisiera hacerse con el cartucho: su objetivo era que los jugadores se quisiesen comprar la 16 bits de SEGA para jugar a Sonic y puso muchas facilidades para ello.

Lo primero, grabando a fuego la fecha de lanzamiento de Sonic the Hedgehog entre los apasionados por los videojuegos: el 23 de junio. Adelantándose exactamente dos meses al lanzamiento de la SNES en territorio americano.
Lo segundo, acompañando todas las consolas con una copia del juego y ofreciendo promociones irresistibles. Definitivamente, Kalinske tenía una confianza ciega en Sonic.

Las estrategias y la maniobra de marketing de SEGA of America y aquel espectáculo de plataformeo en 16 bits a toda velocidad se tradujeron en un éxito instantáneo. Y Kalinske redobló la jugada de cara a la secuela generando una enorme expectación que concluiría en el Sonic 2sday, un brillante juego de palabras que recordaba al mundo entero que Sonic the Hedgehog 2 saldrá a la venta el martes 24 de noviembre de 1992.

El auténtico debut de Sonic

a

Pese a lo anterior, lo cierto es que Sonic es tan rápido que incluso se adelantó al lanzamiento de su propio juego: el héroe supersónico hacía su primer cameo como un pequeño pero poco disimulado ambientador para coches y debutaba en los videojuegos unos meses antes del lanzamiento en el juego Rad Mobile. Casualidad o no, éste será el primero de los muchos juegos de conducción que protagonizará Sonic y su troupe. Eso sí, con las manos en el volante.

Tails ¿o Miles Prower?

Si bien la excelencia de Sonic 2 estaba más que justificada por todos sus apartados, la novedad estrella no tenía que ver con las mejoras y sus fases coloridas y alucinantes, sino con un pequeño zorrito de dos colas que acompañará a Sonic desde entonces y para siempre.

a

La idea original del Sonic Team era introducir un segundo jugador sin romper con el frenético ritmo de las partidas como en otros juegos de scroll más lento o por relevos (en Super Mario Bros., por ejemplo, se usa un sistema de relevos por vidas y fases), de modo que dieron a Sonic el protagonismo y, en el proceso, concedieron a Tails una muy conveniente inmortalidad.

Una maniobra maestra para que los jugadores menos diestros se integrasen en la partida y ofrecer un cooperativo intenso y alocado.

Dicho lo cual, SEGA of America tuvo que negociar con el nombre de aquel alegre personaje: Yuji Naka y su equipo querían que se llamase Miles Prower, un juego de palabras que vendría a significar Millas por hora, pero a aquello le faltaba gancho. Así, de manera salomónica, se acordó que se presentaría al zorrito en el juego con ambos nombres: Miles «Tails» Prower.

Fase de Bonus y Esmeraldas del Caos: siete datos sueltos sobre Sonic

Screenshot 4985

Ningún buen listado en VidaExtra está completo sin su correspondiente Fase de Bonus. Sobre todo, cuando están en juego las Esmeraldas del Caos. Si quieres ver el final bueno de esta partida te lo vamos a poner fácil con estos siete datos sueltos sobre Sonic.

Si buscas el nombre de Sonic en Google, verás que en el recuadro de la derecha aparecerá justo bajo las imágenes el clásico sprite de Sonic en Sonic the Hedgehog 2. Si hacemos click  en él una vez hará un Spin Jump, y su lo hacemos veinticinco veces se transformará en Super Sonic.
Como comentamos, SEGA of America tomó varias decisiones en torno al Sonic originalmente concebido por el que pasará a ser el Sonic Team. Una menor es que el personaje tenia colmillos afilados. Uno no tan menor es que tenía una novia humana llamada, por cierto, Madonna. La puedes ver en la ilustración que hay un poco más arriba.
Como veremos a lo largo de las entregas pixeladas y más allá, técnicamente, Sonic puede respirar en el espacio sin problemas ni limitaciones, pero necesita oxígeno cuando está bajo el agua.
Continuando con esa premisa, si bien el agua no es lo que se puede decir uno de los puntos débiles de Sonic, hay que reconocer que, a diferencia de Tails o Knuckles, es uno de los pocos personajes de la saga sin la habilidad de nadar. ¿El motivo? Algo tan simple como que Yuji Naka, al diseñar las primeras entregas, pensaba que los erizos no podían nadar.
Y hablando de su diseño: hubo un punto durante el desarrollo en el que Sonic llegó a ser de color verde azulado. Como aquello daba problemas para localizarlo en los niveles de Green Hill Zone, sobre todo cuando se ponía a la altura del mar, se optó por el azul tan característico. Dicho lo cual, técnicamente hay un erizo verde: Irish the Hedgehog, un personaje que las cuentas oficiales de Sonic recuperan cada año durante el día de San Patricio.
El éxito de Sonic en su etapa de Mega Drive fue arrollador. De hecho, fue el primer personaje de videojuego representado durante el mítico desfile de acción de gracias de Macy en 1993. Para ponerlo en perspectiva, el segundo personaje de videojuegos fue Pikachu, ya entrados en el nuevo milenio.
Por último, pero no menos importante, en 1994 se bautizó a un genoma Sonic hedgehog en honor al personaje. Robert Riddle, quien le dio el nombre, tomó la inspiración de una revista de videojuegos que trajo su mujer a casa y que incluía uno de esos locos anuncios de SEGA. Cuando decimos que la publicidad de SEGA of America era brutal, no nos quedamos cortos.

Sonic en las recreativas

Sonic se consagró en Mega Drive y ha tenido una larga trayectoria en consolas y PCs, pero como dijimos más arriba debutó en las recreativas con Rad Mobile y, a su modo, estuvo muy presente en un terreno que SEGA dominó con holgura durante décadas.

Además de SegaSonic the Hedgehog, una alocada aventura en perspectiva isométrica, Sonic ha liderado desde conversiones de sus éxitos de sobremesas para muebles arcade e incluso ha prestado su imagen a máquinas mecánicas clásicas licenciadas por la propia SEGA. Incluso protagonizó su propio juego de lucha a lo Virtua Fighter.

Screenshot 4987

¿Su última incursión en los recreativos? Mario & Sonic at the Olympic Games Tokyo 2020 – Arcade Edition, una versión acomodada a las características de los salones arcade del juego homónimo de Nintendo Switch. Y estamos seguros de que no será su última aventura.

La primera película de Sonic

Mucho antes de que Jim Carrey se hiciese con el papel del Dr. Robotnik para la adaptación hollywoodiense de Sonic the Hedgehog, el erizo azulado de SEGA ha había protagonizado algunos largometrajes, destacando especialmente Sonic the Hedgehog: The Movie.

Con una animación descaradamente Made in Japan, Sonic the Hedgehog: The Movie fue estrenada en mayo de 1996 en territorio nipón y tres años después en Norteamérica, reimaginando por completo el trasfondo de los juegos y siguiendo la estela visual del espectacular opening de Sonic CD.

Por supuesto, la distribución occidental de la cinta sufrió de varios recortes y modificaciones para hacerla más amigable al público más infantil. Algo que, por otro lado, no tenía mucho que ver con el perfil al que SEGA destinaba sus propios anuncios y publicidad.

¡Sonic Super Saiyan!

a

Sería un delito celebrar las tres décadas de Sonic y no evocar uno de los aspectos que más nos volaron la cabeza de su secuela: la posibilidad de transformar a nuestro erizo en algo muy parecido a los Super Saiyans de Dragon Ball. Pese a esto, el propio Yuji Naka ha desmentido en alguna ocasión que se trate de un homenaje a la obra de Akira Toriyama.

El estado de Supersonic no es exclusivo de Sonic. Otros personajes como Shadow o Silver también pueden alterar su color y potenciar su velocidad y capacidades por un procedimiento que, por lo general, suele ser similar: obtener todas las Esmeraldas del Caos bien a través de la historia o durante la partida.

En cualquier caso, Super Sonic suele ser la carta triunfal de Sonic tanto en el clímax de cada juego desde Sonic 2, como la recompensa definitiva a los jugadores más diestros y observadores: no solo se le dan poderes espectaculares a nuestros héroes, sino que a través de esta transformación podemos acceder al verdadero final de cada juego.

Hablemos de Sonic CD

Screenshot 4983

La trilogía de Sonic en Mega Drive sigue conservando su encanto original, pero SEGA supo ofrecer spin-offs y aventuras paralelas espectaculares con su abanderado. Prueba de ello es el alucinante debut de Sonic en Mega CD

Lanzado en septiembre de 1993 como uno de los máximos embajadores del Mega CD, el mítico Add-on de la Mega Drive con lector de discos, Sonic CD introdujo secuencias animadas y una calidad de sonido que dejaba en pañales la mayoría de sistemas de 16 bits.

Ss 5bfdc072048f8ad6596c7dfa474621e70ddc7db9 1920x1080

Sin embargo, lo más espectacular del juego eran sus niveles dinámicos: atravesando el poste adecuado y con la velocidad suficiente podíamos atravesar la barrera del tiempo y viajar al pasado o al futuro, transformando cada fase en el proceso.

Sonic Spinball, cuando la velocidad pasa al segundo plano

Screenshot 4981

Sonic Spinball fue el primer gran juego experimental de SEGA con su superestrella, y el resultado salió bastante bien: su experiencia plataformera se desmarcó de lo ya visto con fases más arcade cuyo diseño se inspiraba en los tableros de pinball y, sobre todo, porque la velocidad quedaba relegada a los rebotes de nuestro héroe contra los flipers y mecanismos de aquellas máquinas.

Quizás, Sonic Spinball era menos ambicioso en lo técnico que Sonic CD y las entregas principales, pero resultaba igual de interesante. Por desgracia, más allá de los recopilatorios se trata de una de las entregas más injustamente olvidadas a la hora de repasar el legado del destello azulado.

Sonic 3 & Knuckles ¡menuda locura!

Screenshot 4980

A día de hoy nos hemos acostumbrado a expansiones y DLCs, y pese a que en PC era algo que relativamente se estaba instaurando en los 90s, lo cierto es que el formato de los cartuchos dificultaba ampliar los contenidos de un videojuego. Al menos, hasta la llegada de Sonic & Knuckles.

Mega Drive tuvo cartuchos muy raros, pero el de Sonic & Knuckles era excepcional: levantando su pestaña podíamos insertar Sonic 3 y continuar nuestras partidas añadiendo sus niveles adicionales. Y si obteníamos todas las esmeraldas de ambos juegos, acceder a la transformación definitiva de Sonic y sus amigos.

a

Sonic & Knuckles también se podía jugar como un juego individual y era compatible con Sonic 2, haciendo que Knuckles fuese un personaje jugable y permitiéndonos acceder a nuevos lugares de cada escenario. Pero ahí no acababa la cosa: si acoplábamos cualquier otro cartucho y pulsábamos los botones del mando podríamos acceder a nuevas fases de bonus. Cosas así ya no se hacen.

Qué fue de Sonic X-treme, el Sonic que nunca fue

Screenshot 4977

Sega Technical Institute, el cual -como vimos- estaba bajo el abrigo de SEGA of America, decidió llevar la formula de Sonic a las 3D a través de Sonic X-treme, un proyecto que comenzó a tomar forma en Mega Drive, pasó a Mega Drive 32X y, finalmente, se intentaría adaptar en Saturn sin ningún éxito.

Según se sabe de este Sonic jamás lanzado de manera oficial, los niveles se habían desarrollado para que cualquiera de los cuatro personajes seleccionables ( Sonic, Knuckles, Tails y una gata llamada Tiara Boobowski creada para la ocasión) de modo que cada uno de ellos aprovechase un sistema de movilidad tridimensional único.

Las complicaciones en el desarrollo, los constantes retrasos y uno progresos que no iban de la mano de lo que se esperaba de un juego de Sonic se juntaron con el temprano ocaso de Saturn como sistema. ¿No lanzarlo fue un acierto o un error? Definitivamente, eso ya no lo sabremos.

Los Sonic de Master System y Game Gear

Que los jugadores actuales asocien la imagen del Sonic clásico a los títulos de Mega Drive es algo muy bien fundamentado: son obras maestras. Sin embargo, no fueron las únicas aventuras del erizo azulado en la década de los 90: Master System y Game Gear recibieron sus propias versiones de los dos primeros Sonic the Hedgehog, y más spin-offs que cualquier otro sistema.

Las versiones en 8 bits de Sonic the Hedgehog y Sonic the Hedgehog 2 son exactamente las mismas con las diferencias propias de cada pantalla (no es lo mismo jugar en un televisor que en portátil), y tienen muy poco que ver con las de Mega Drive: las tramas, los niveles y las habilidades de Sonic se acomodaron a los nuevos escenarios y para obtener las Esmeraldas del Caos debíamos encontrarlas y no ganarlas en las fases de bonus.

a

Ni Master System ni Game Gear recibieron Sonic 3, pero en su lugar disfrutaron de un muy resiltón Sonic Chaos en el que podíamos jugar con un Sonic y Tails muy diferentes, así como sus respectivas secuelas secuelas como Sonic Triple Trouble y Sonic Blast. A lo que hay que sumar dos aventuras de Tails en solitario.

Mención muy especial a la conversión de Sonic Spinball o las dos entregas de Sonic Drift, así como un Sonic Labyrinth que se atrevió a reinventar la fórmula original en la portátil a todo color de SEGA. Porque, quizás, los Sonics en 8 bits no igualasen a los de 16 bits, pero siempre tuvieron un encanto único que los hizo especiales.

Knuckles’ Chaotix: plataformeo de 32 bits al estilo Sonic

Screenshot 4979

Si Tails protagonizó sus propias aventuras en Game Gear, Knuckles hizo lo propio en el add-on de 32 bits de Mega Drive: Knuckles’ Chaotix retomaba la esencia de Sonic 3 & Knuckles allí dónde la dejó y añadió nuevas ideas, incluyendo un uso muy original de los scrolls de cada nivel y los sprites de personaje y hasta la posibilidad de controlar y alternar entre dos protagonistas.

Si bien Knuckles abanderaba el juego en lugar de Sonic, su protagonismo era compartido por el Team Chaotix, un nuevo grupo de personajes compuesto por Vector the Crocodile, Espio the Chameleon, Charmy Bee y, como mención especial, Mighty the Armadillo. Uno de los candidatos a mascota de SEGA junto al propio Sonic que hacía su regreso desde su debut oficial en SegaSonic the Hedgehog.

Michael Jackson y Sonic 3: la historia real

La B.S.O. de Sonic 3 y Sonic & Knuckles tiene lazos más que evidentes con la discografía de Michael Jackson, y no es casualidad: el Rey del Pop tenía muy buenas relaciones con SEGA y estaba interesado en participar y colaborar en los nuevos juegos de su superestrella. De hecho, les grabó una cinta con canciones en la que, literalmente, él mismo hacía todos los sonidos.

Michael Jackson tuvo la amabilidad de hacer algo de música para el juego. Él nos envió una cinta de demostración, y todos nos reunimos para escucharla. Y sí, era música, pero … Michael Jackson lo había hecho todo con su boca. [reproduce unos sonidos] Fue así, pero capa tras capa, con «oohs» y «aahs». su propia pista de baterías, trompetas simuladas… todo simplemente tarareado por Michael Jackson.

Y, por supuesto, su muy reconocible «¡Wow!». Una grabación multipista en la que Michael Jackson tarareaba cada pista, no podíamos creerlo. En última instancia, debido a varios incidentes que tuvieron lugar, no pudimos usar las canciones de Michael Jackson. ¡Pero es probable que Sega aún tenga esa cinta de Michael Jackson!

Desafortunadamente, los escándalos personales de Michael Jackson acabaron distanciándolo de SEGA y otras compañías y lo que queda de aquella colaboración fue reducido a las versiones en desarrollo de los últimos juegos de Sonic para Mega Drive. Las cuales, lógicamente, tuvieron nuevos arreglos musicales de cara a la versión final que llegará a las estanterías.

Sonic: una estrella invitada muy especial

A

Si bien, la rivalidad de Sonic con Mario es uno de sus rasgos más distintivos, con motivo de su 30 aniversario queremos celebrar la reconciliación entre SEGA y Nintendo con el erizo de zapatillas coloradas como embajador de excepción: tras la caída de SEGA, Sonic pasó a ser durante los primeros años una de las sagas exclusivas más valiosas de los sistemas de la Gran N.

Una amistad que se fraguó con tres entregas de Sonic Advance que recuperaban lo mejor de los Sonic clásicos de Mega Drive y lo más aclamado de la etapa tras Sonic Adventure. Pero que no quedaba ahí: los recopilatorios y versiones deluxe de sus juegos le sentaban de maravilla a Game Boy Advance y GameCube.

Dicho lo cual, fue en Wii cuando nos llevamos la sorpresa más inesperada. Sonic y Mario recuperaban su rivalidad, sí, pero de la manera más amistosa a través de una nueva saga deportiva con la licencia de los Juegos Olímpicos y, como gran bombazo, la incorporación oficial del abanderado de SEGA al panel de seleccionables de Super Smash Bros. Aquello fue histórico.

Sí, Eggman también tuvo su propio videojuego. Más o menos

Screenshot 4978

Como Nintendo, SEGA estaba acostumbrada a hacer malabarismos imposibles a la hora de llevar sus grandes éxitos de Japón a occidente. Uno de los casos más curiosos fue el de Puyo Puyo. O, cómo se conoció en este lado del mundo, Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine.

El juego del malvado Eggman para los sistemas de 16 y 8 bits era una experiencia de puzles y lógica impulsada por el arrollador carisma de los personajes de Sonic y que, como curiosidad añadida, adoptó sin tapujos ni miramientos el diseño del Dr. Robotnik y sus secuaces popularizado por la primera serie animada de los 90 de Sonic.

Sonic 3D Blast, y su curioso truco

No se trata de una leyenda urbana: si aporreas el cartucho de Sonic 3D Blast cuando este está funcionando en Mega Drive salta un menú secreto. Y hay una explicación detrás de este fenómeno.

Según contó Jon Burton, quien fuese director de Tt Games, era común para los desarrolladores británicos crear portales a menús durante el desarrollo para solventar problemas durante la fase de testeo.

En el caso de Sonic 3D Blast, y debido a la tecnología usada y al uso de vectores, el juego era más propenso a exponerse a interrupciones indeseadas en mitad de la partida, así que la solución fue convertir todas esas interrupciones en el propio menú secreto.

Como resultado, al aporrear el cartucho de Mega Drive se forzaba un error crítico y, en consecuencia, aparecía el menú de los desarrolladores con acceso a diferentes ventajas, incluyendo la selección de niveles. Otra cosa es que hacerlo sea bueno tanto para el juego como para la consola.

30 años, y como el primer día

30 historias sobre Sonic no son pocas historias, y lo mejor es que desde los tiempos de la Mega Drive el personaje no ha parado de ganar en popularidad y carisma. Por algo será.

Sonic nunca ha pasado de moda, y SEGA tiene claro que su abanderado gusta y mucho: si echamos un vistazo a su futuro vemos nuevas series, un nuevo film, reediciones de títulos muy queridos y hasta un nuevo juego que buscará ser el mayor impulso del personaje desde Sonic Adventure.

Por supuesto, esta celebración estaría incompleta sin mencionar a sus incondicionales. Se han desarrollado miles de juegos inspirados en los Sonic clásicos y modernos. Y no solo eso: Sonic Mania, un juego elaborado con el apoyo de SEGA, es una carta de amor hecha por fans y para fans.

Estos 30 primeros años de Sonic han sido una locura, y estamos deseando ver hacia dónde nos llevarán los próximos 30. Lo que sí tenemos claro es cómo llegaremos allí: ¡a velocidades supersónicas!

Fuente: VidaExtra