En un año, también en uno raro, pasan muchas cosas. Algunas medio buenas, muchas tirando a malas, y casi todas susceptibles de ser olvidadas con la filtración de la mañana siguiente o por culpa de un retrasito traicionero. ¿A estos no los había comprado no sé quién? ¿Al final hubo E3? ¿Las consolas nuevas ya son viejas? Sí, hijo, sí. El tiempo no entiende de pandemias ni de semiconductores, así que nos vendrá bien a todos este ejercicio de repasar, más o menos por encima, las principales noticias videojuerguistas de este ya agónico 2021.

Poco esperábamos, aquí, un «nuevo» juego de Platinum Games. Resulta que al menear un poquillo Apple Arcade cayó ese World of Demons que todos habíamos olvidado. Y meh, claro, porque se estaba disfrazando de buena noticia el principio del fin del servicio; la apuesta por la repesca ha traído desde entonces varias experiencias free to play mal adaptadas, con cierto nombre y poco más. Quedan muy atrás ya, por desgracia, los días de Grindstone y otras sorpresas agradables.

Hasta el lanzamiento de New World, de hecho, cuesta encontrar noticias positivas relacionadas con las grandes tecnológicas. También en abril, por ejemplo, Amazon cancelaba su MMO de El Señor de los Anillos por no sé qué rollos con Tencent. Y aunque Zuckerberg no deja de darnos razones para mirar hacia otro lado, el anuncio de Oculus Air Link era todo lo que podía pedir su magnífico Quest 2.

De azul y verde

Sigo pensando, y perdón por colar más opinión de la que debería en una recopilación de enlaces así, que este año ha estado especialmente marcado por las estrategias de comunicación de PlayStation y Xbox. Fijarse en las palabras es siempre menos útil que analizar los hechos, sin duda, pero tengo la sensación de que durante aquellos meses se notó especialmente esa diferencia: Phil Spencer supo definir el discurso para su marca y Jim Ryan dejó varias veces que lo escribieran otros.

Ahí estaba Jason Schreier, por supuesto, hablando de un futuro remake de The Last of Us como proyecto ilustrativo de una Sony más conservadora. Andaba atento atento David Jaffe, que sabe lo mismo por viejo que por diablo, y aprovechó para comentar la jugada con John Garvin –el director creativo de Days Gone, que había dejado Bend Studio al quedarse Deacon St. John sin segunda parte.

La respuesta (velada, pero poco) de la compañía llegaría un mes más tarde, cuando Hermen Hulst dejó caer que tenían 25 títulos first party en desarrollo –la mitad, además, son franquicias nuevas. Jimbo estaba ocupado: primero había tenido que disculparse por lo de las tiendas de PS3, Vita y PSP, pero seguramente se le pasó el disgusto a los dos días, cuando tocó presentar los mejores resultados de toda la historia en la división de juegos de Sony. Parte de la culpa la tuvo PS5, claro, que llevaba 7,8 millones de unidades vendidas y seguía por delante de PS4 en sus primeros meses.

Desde Microsoft, ya digo, llegaban sobre todo buenas noticias. Lo del juego en la nube iba tomando forma con la beta para navegadores, que permitía usarlo en ordenadores y cacharros con iOS, y por fin dejó de ser necesario el Live Gold para Fortnite, Apex Legends y compañía –algo que se había prometido en enero, después del fiasco con la subida de precio de la suscripción. Premio para el que recordara que también rebajaron del 30% al 12% la comisión que se quedaban con los jueguicos que nadie compra en su Store de Windows.

Algo pasa en Activision

Faltaban todavía varias semanas para que estallara la bomba, pero es difícil no preguntarse si la marcha de Jeff Kaplan, el diseñador principal y la cara visible de Overwatch, tuvo algo que ver con la que se le venía encima a Activision Blizzard. Casualidad o no, también, el CEO Bobby Kotick se bajó ya entonces el sueldo a la mitad para calmar los ánimos de algunos inversores.

Y no mucho después de que Vicarious Visions pasara a formar parte de Blizzard, Toys for Bob se sumaba al desarollo de Call of Duty: Warzone. No está claro si en Activision queda alguien haciendo otra cosa.

Titular del mes: Epic Games recibe 1.000 millones de dólares en otra ronda de financiación

Sigue siendo un poco pronto para decir si lo de Ubisoft es un periodo de transición o un par de volantazos, pero es evidente que la compañía se prepara para subir las apuestas con sus títulos free to play. Aunque Tom Clancy’s XDefiant y Ghost Recon Frontline parecen proyectos más avanzados, el primero que se anunció fue ese tal Heartland que servirá para expandir «el universo The Division» junto con otra propuesta para móviles. Habrá que ver si alguno de esos tiene «una historia política», como al final resultó que tenía Far Cry 6, pero sobre todo habrá que ver cómo siguen respondiendo Yves Guillemot y compañía a las críticas y denuncias por las dinámicas de acoso en la empresa.

Ah, sí, y Electronic Arts esite: en mayo fichó al antiguo jefe de Monolith Productions para abrir un nuevo estudio y desarollar cositas de mundo abierto.

Y poco más, me temo, porque todo el mundo empezaba a guardar sus cartas para un E3 que, efectivamente, sería únicamente digital –cambiando el Convention Center por una aplicación para móviles francamente ridícula. Por entonces se acercaba la quinta ola de la pandemia en Europa, así que también la gamescom había tenido que abandonar sus planes para un evento híbrido.

Titular del mes: A las 18:00h – Sigue aquí el Sonic Central

Antes de que empezara el E3, con las comillas que uno considere necesarias, Sony volvió a hacer de las suyas: casi un año después de anunciar ambos títulos, durante la presentación de su nueva consola, confirmó que Gran Turismo 7 y God of War: Ragnarok tendrán también versiones para PS4. A saber si esa había sido siempre la intención o si se tomó la decisión contando semiconductores, pero la noticia llegó justo cuando Ratchet & Clank: Una dimensión aparte subía el listón en esto de los graficotes de nueva generación –y lo hizo, según varios empleados de Insomniac, con «un desarrollo completamente libre de crunch».

E3 y compañía

Aunque Geoff Keighley se anotó un buen tanto enseñando el primer tráiler con gameplay de Elden Ring en su eventillo del Summer Game Fest, la mayoría de anuncios importantes se juntaron en la semana del E3. Fue finalmente del 12 al 15 de junio y, aunque todas las novedades de esta «edición virtual» resultaron ser moderadamente penosas, con las conferencias de más o menos siempre se llegó a respirar ambiente de nueva normalidad.

Un par o tres de anuncios por editora, va, a modo de resumen:

Microsoft y Bethesda, juntas y revueltas, arrasaron con una conferencia lejos de ser perfecta. De Starfield vimos poco, pero apuntado queda lo del once del once; la campaña de Halo: Infinite seguía sin aparecer a pesar de que, en cualquier caso, ahí iba a estar un alucinante Forza Horizon 5 para lo que hiciera falta. No se entiende, después de eso, que cerraran con el Redfall de Arkane en forma de CGI.

Con Game Pass en la base, un año más, es imposible que la presentación se caiga; tirando solo Xbox Game Studios todavía no se llega al objetivo de un estreno por trimestre, pero convalida un S.T.A.L.K.E.R. 2 o un A Plague Tale: Requiem cuando se añade al catálogo day one.

El Square Enix Presents se centró demasiado en Marvel’s Guardians of the Galaxy cuando nadie daba un duro por él. El juego de Eidos Montreal hizo cambiar de opinión a muchos, bien por él, pero me temo que el Team Ninja lo tiene más complicado para repetir gesta con su espantoso Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin.No hubo mucha suerte con la secuela de Breath of the Wild durante el Nintendo Direct: algo vimos, cierto, pero todavía no sabemos cómo llamarlo y desde ese día lo esperamos para 2022. El abanderado de Switch en el E3, Metroid Dread, sí cumplió con su promesa de llegar a las tiendas el 8 de octubre.

En los días siguientes, aburridos y resacosos, algunos seguían viendo cosas raras con Blue Box y Abandoned –el único fantasma que hay por ahí, me temo, es el propio Hasan Kahraman. Sí parece que estén preparando un Silent Hill son los del Bloober Team, que confirmaron un acuerdo con Konami.

Antes de irse de vacaciones, Sony compró Housemarque y preparó ya la imagen para cuando, meses después, hiciera lo mismo con Bluepoint.

Titular del mes: Cyberpunk 2077 confirma su regreso a la PlayStation Store el 21 de junio

Fuente: AnaitGames

Etiquetado en:

, ,